La era de los currículos 2.0

Envía tu currículo”. “Inscríbete a esta oferta”. “Trabaja con nosotros”. Ya se acabó la época en la que se recortaban los anuncios de empleo publicados en los periódicos impresos o se enviaban cartas manuscritas por correo ordinario. Hoy, la búsqueda está en la pantalla. En la era de la digitalización, Internet se ha convertido en una cantera de profesionales y las redes sociales en el escaparate donde desfilan los potenciales candidatos.

Todo empezó a finales de los noventa, con la explosión de los portales de búsqueda de empleo. Luego llegaron las plataformas 2.0. Y, en el medio, el éxito de soportes como las tabletas, los smartphones y sus aplicaciones, que permiten estar conectados en todo momento con cualquier lugar del mundo. “La tecnología ha sido la gran revolución”, comenta Susana Sosa, directora del servicio Spring Professional de Adecco: “Te da una primera información que antes era mucho más lenta de conseguir”.

Rapidez de respuesta

En un escenario donde lo que prima son la rapidez y la conectividad, los portales siguen siendo la herramienta mejor valorada por los usuarios a la hora de rastrear oportunidades laborales, junto con los contactos personales, que no fallan desde los años ochenta. Aunque las redes sociales están ganando más posiciones cada vez, de hecho son el método de búsqueda que más ha crecido en España en los últimos años.

Del informe Redes sociales y mercado de trabajo, elaborado por Adecco e Infoempleo, se desprende que hasta un 76% de los encuestados en 2014 utilizó las redes sociales para encontrar empleo, un 26% más que en 2011. “Las redes se han transformado en elnetworking donde los candidatos tienen sus contactos, ahora digitalizados”, explica Sosa.

Linkedin, la plataforma de contactos profesionales por excelencia, con más de 300 millones de miembros inscritos en el mundo, es la predilecta a la hora de investigar nuevas oportunidades laborales, tanto por los trabajadores, con el 77% de las preferencias –seguida por Facebook (46%) y Twitter (37%)–, como por las empresas. “Para nosotros también se han convertido en las primeras fuentes de reclutamiento; cada vez se busca más por este canal”, asegura Sosa. Según Adecco, el 69% de las compañías españolas se apoya en las redes sociales para reclutar talento.